martes, 20 de noviembre de 2012

TRUCOS PARA AHORRAR ENERGIA EN INVIERNO SIN PASAR FRIO


Llega el crudo invierno a nuestras latitudes, y como todos los años, nos preparamos mentalmente para intentar capear esta fría estación lo mejor que podamos y recibir, a uno o dos meses vista, las temidas facturas de electricidad, gas, y gasóleo de calefacción...
Es inevitable que el consumo de energía se dispare en estos meses, pero no todo está perdido. El ciudadano tiene a su disposición diferentes "trucos" o técnicas con las que ahorrar un buen pellizco en sus facturas energéticas.
Revise su aislamiento
Lo primero que podemos hacer para asegurarnos de que la energía no se nos escapa por puertas, paredes y ventanas es revisar la estanqueidad de nuestro hogar. Por las rendijas de las puertas y ventanas se cuela el frío viento invernal y se escapa el calor generado. Para resolver estas fugas de forma fácil y eficiente no hay nada como instalarburletes en puertas y ventanas. Estos materiales son muy económicos y consiguen reducir enormemente las fugas de calor de nuestra vivienda, llegando a conseguir sólo con estas medidas ahorros de hasta el 35% de la energía empleada en calefacción durante el invierno.
Adquiera un termostato inteligente
En los hogares con calefacción por radiadores de agua con caldera de gas o gasóleo, estas instalaciones suelen estar gobernadas por obsoletos termostatos analógicos, por termostatos digitales no programables o en el mejor de los casos por termostatos programables de control proporcional.
Existen en el mercado diferentes soluciones para mejorar el control de estos sistemas, como los cabezales termostáticos programables (que permiten zonificar las estancias con su propia programación) o los termostatos digitales programables de control PI (proporcional-integral), los cuales optimizan los arranques y paradas de la caldera, momentos críticos en el funcionamiento de la misma donde el consumo se dispara.
Con cualquiera de estas soluciones, podemos conseguir ahorros de más del 30% del consumo de energía de calefacción. Imaginen el ahorro que se puede conseguir si además tenemos la vivienda aislada de forma óptima, gracias a la instalación de burletes en puertas y ventanas.
En cuanto a temperaturas, el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético) recomienda una temperatura de confort de 20ºC, disminuir esa temperatura por la noche (a 16ºC). Con esta sencilla premisa conseguiremos ahorrar más sin perder confort.

La calefacción eléctrica, una ruina.
En aquellos hogares en los que se utilizan radiadores eléctricos para calefactar, lo mejor que podemos hacer para reducir la factura de electricidad es... ¡prescindir de ellos!

La calefacción eléctrica (como el famoso "calor azul", un auténtico timo) es la forma más cara de producir calor. En lugar de ello, y si las temperaturas en nuestra ciudad no suelen bajar de 0ºC, se recomienda instalar un climatizador por bomba de calor Inverter, que además nos podrá proporcionar aire acondicionado durante el tórrido verano. La ventaja de estos equipos es que por cada 1000 vatios de potencia eléctrica empleada se obtienen aproximadamente 3000 vatios térmicos, y por tanto el rendimiento es mucho más elevado que el de una estufa o radiador eléctrico. En estos últimos por cada kilovatio consumido se genera alrededor de 900 vatios térmicos, que es lo que se conoce como efecto Joule, que no es más que calor generado en una resistencia eléctrica al paso de la corriente.
Si no podemos optar por esta solución, se recomienda utilizar termoventiladores eléctricos, que pueden calentar rápidamente la estancia, y apagarlos mientras no se enfríe demasiado el ambiente.
Por otro lado, si solemos estar fuera la mayor parte del día, podemos contratar la tarifa eléctrica con discriminación horaria, con la que dispondremos de un precio de la electricidad mucho más barato (un 50%) de 0:00h - 12:00h y de 22:00h - 24:00h. Tan solo habrá que tener la precaución de consumir lo mínimo posible entre las 12:00 h y las 22:00 h.

Utilizar energias renovables
Como siempre, desde este blog, os recomiendo calentar nuestra casa con energias renovables, hay muchas posibilidades, desde tener agua caliente a traves de un termosifon, hasta hacer una instalacion fotovoltaica de autoconsumo y destinar su producción a la climatizacion de la vivienda, sin olvidarnos de la biomasa y otras tantas posibilidades que hoy en dia podemos ofrecer.
Si teneis dudas, asesoramiento o simplemente comentar algo, no dudeis en hacerlo y lo solucionamos.